Esta nota contiene información general y análisis de cómics, y comprende los one shots Blurr y Orion pax.

 

Se dice que la historia siempre es contada desde el punto de vista de los ganadores, y no deja de ser cierto, pero en el Universo IDW, tenemos la oportunidad de ver el conflicto desde distintas ópticas, y conocer los personajes más en profundidad. Para esto, la editorial creó historias unitarias, las que si bien tienen lugar en un punto determinado de la historia, están centradas en un único personaje.

 

 

El primer Spotlight que nos presentan es el de Blurr, y tiene lugar casi al mismo tiempo que el conflicto desarrollado en la nota de Megatron origin. Sin embargo, esta vez volvemos a las luces, el público ferviente y todos los ópticos y cámaras apuntando a las carreras que tienen lugar en Cybertron; Blurr es el corredor más popular y con más premios a su haber, y también es un tipo completamente egolatra, egoísta, y que vive por fuera de la realidad. Sabe que es admirado, y su combustible parece mezclarse con la admiración constante y creciente de los fans; arrogante y calculador, sólo vive para sí mismo, pasando con igual rapidez que por las pistas, de la existencia de quienes lo rodean, incluyendo a su equipo de preparación para las carreras. Así es nuestro querido protagonista, que llega al punto de ignorar la actualidad mundial en desmedro de su yo popular: algo así como Mariah Carey pero en las pistas de competición.

 

 

La realidad golpea fuerte al azul corredor, cuando las carreras son terminadas y hasta el bar exclusivo que frecuentaba cierra sus puertas; de pronto, todo su castillo de naipes se desbarata, y cuando no hay luces, ni fans gritando, se da cuenta de algo para él aterrador: tiene las manos vacías. Aquí entra en juego el siempre manipulador Starscream, quien con su habitual labia pretende convencerlo de unirse a las filas de los decepticons, sin amenazas ni armas, sólo con un discurso que podría interesar a muchos en el planeta; coincidencia o no, muy poco después, el corredor azul se encuentra con Orion Pax, quien le habla con claridad acerca del peligro que amenaza a toda la sociedad, llegando a mencionar aspectos hasta ahora desconocidos del velocista, todo esto en medio de la desesperada lucha de este escuadrón autobot por evitar que maten a Zeta prime. ¿Qué dirección tomará Blurr? ¿Podrá ser que la decisión de un arrogante corredor pueda cambiar el destino de toda una sociedad?

 

 

En el apartado técnico, tenemos a Casey Coller en el arte, junto a Joana Lafuente en el color. A ambos los veremos varias veces más juntos, y por separado a ella en varios números de The transformers, y a él en covers de More than meets the eye. Fue escrito por Shane McCarthy, a quien veremos más profundamente en Drift, y los textos pertenecen a Neil Uyetake, histórico de IDW y su director de arte, que no sólo estuvo en Megaron origin, sino que en emblemas como Escalation y Devastation.

 

Gráficamente, el cómic rebosa carisma y color, sin ahorrar en detalles, tanto de los escenarios como de los robots en sí, sin dejar de lado el aspecto de cada uno, que habla por sí solo de sus personalidades; los técnicos tienden a ser más cuadrados y mecánicos, los transportes son grandes, y los corredores son aerodinámicos, con alerones y espacio para poderosas turbinas.

Con respecto al protagonista de esta historia, si bien es arrogante y esto podría hacer que resultara desagradable, lo que sucede termina por arruinar su vida, y desde el punto de vista del lector, da un poco de pena ver lo superficial y débil que era en un principio. También es curioso lo fácil que es hacer un paralelo entre lo que ocurre en esta historia y nuestro mundo, en donde en muchas ocasiones el show no para, aunque haya muerto alguien a dos pasos del lugar, y cómo muchas estrellas del cine y la tv parecen ser inmunes a cualquier cosa que pueda resultar peligrosa para la burbuja de cristal en la que viven. La principal diferencia es que aquí no es una sociedad o un país lo que está en riesgo, sino un planeta completo a la vez, pero muchos no se dan, o no quieren darse cuenta de ello. Esto se da por la estratificación social, que hace que incluso lugares como los bares, puedan ser exclusivos para los corredores, mientras que los técnicos, que aún no han llegado al límite social que se menciona en la nota de Megatron origin, de todos modos son discriminados, haciendo una comparativa con nuestro mundo, por no ser de la alta sociedad, o la farándula.

 

Participaciones y cameos.

 

El Kup que vemos aquí es clásico tanto en aspecto como en comportamiento; Orion, por su parte, es joven, pero demuestra indicios de la sabiduría que más adelante le convertirá en un héroe. Por las páginas vemos a Piston, un asistente de team, Fasttrack, otro velocista, y tenemos cameo de Bulkhead de Animated como transporte, los seekers de Screamer y parte de la patrulla autobot encabezada por Orion y Kup.

 

Curiosidades técnicas

 

Existe el Simultronic, que es descrito brevemente como conectarse por cables a una realidad virtual, y produce dependencia. Además, las mejoras o modificaciones físicas son moneda corriente, pero tienen un costo, de la misma manera que el tuneado de automóviles en nuestro mundo.

 

Orion pax

 

Pax es un duro. Probablemente esta sea la descripción más acertada de él, pero aunque lo sea, aún no es Optimus prime.

 

 

La historia toma lugar algún tiempo después de desatada la revuelta que acabó con el senado en Megatron origin, y nos muestra a un nuevo senado y efectivos del orden intentando poner las cosas en su lugar; Zeta prime, misterioso y flamante nuevo líder espiritual y formal del senado, le encarga a Orion que rescate a Ratchet, legendario médico autobot y actual moneda de cambio; Orion estrena cuerpo nuevo, pero aunque sabe que es una mejora, siente que algo no está bien, que en su ser hay una falta de alguna cosa, pero no puede investigar qué. Sin embargo, el deber llama, y el rudo oficial parte en misión, junto a Nightbeat, y Alpha trion, quien por razones desconocidas anda con el rostro cubierto por una capa; transporte con los prisioneros para el intercambio, mapa puesto en línea, y el destino del grupo es nada menos que la mancha de óxido, seguramente el sitio menos deseado de todo el planeta, uno donde nadie debería entrar, y probablemente muy pocos podrían salir.

 

 

Luego de algunas escaramuzas con bestias nativas, Orion y compañía llegan a la zona indicada, siendo recibidos por el psicópata Bludgeon, quien revela que todo eso es una trampa, y lo que realmente querían los decepticons no era intercambiar un par de prisioneros random, sino tener acceso al único autobot que conocía ese lugar: Alpha Trion, a quien quieren porque es, probablemente, el único que puede llevarlos a Metroplex, titán perdido hace tiempo y que puede generar portales a través del espacio, lo que daría a los transformes liderados por Megatron una ventaja táctica imposible de superar. El buen Orion hace gala de un talento y astucia sin igual para salvar a los otros, pero se sacrifica creando el punto de salida. ¿Su fin? Todos sabemos que no, pero el final de esta historia tendrá un significado grande para el futuro.

 

En lo visual, el estilo de dibujo es un poco más simple que el anterior, pero hace gala de gran carisma en los rostros y en las poses de los cuerpos, algo que veremos de forma más estable en More than meets the eye; esto quiere decir, menos detalles de esculpido, pero con un dinamismo que los hace resaltar en cada viñeta. Las secuencias de acción son atractivas, y hacen uso de estos diseños un poco más simples para crear tomas que perfectamente podrían ser fotogramas de una serie de televisión; en tanto, el diseño del protagonista es cercano al Orion Generations, con las libertades propias del cómic y un cambio de tamaño, haciéndolo más alto y fuerte. Sobre el desarrollo de la historia, hay una cierta “soltura” al contarla y hacer los textos, con una cierta cuota de cinismo por parte de los personajes, que a veces hablan de placas faciales y datapods en medio de conflictos armados de escala global. Este tipo de humor más profundo y con dobles lecturas será una constante en varias publicaciones en el futuro, y permite una mirada adulta y mordaz que se agradece por parte del lector.

 

En el apartado técnico, tenemos a James Roberts, quien será recurrente en The transformers, More than meets the eye y Lost light; en las tintas y lápices están Juan Castro y Steve Kurth, con colores de Jesus Aburtov.

 

Participaciones y cameos

 

En este número tenemos algunos anuncios de personajes que serán relevantes en el futuro; Rung, psicólogo que mucho más adelante será importante en la historia; también vemos una toma rápida de Metroplex, sacado casi directo del Titan generations, Rack y Ruin, quienes son algo así como desertores decepticons, algunos seekers (que han aumentado, ahora vemos a Acid storm), Ratchet como el médico capturado, y el sádico de Bludgeon con un aspecto aterrador y genial por partes iguales. También tenemos a los Slicers, que son una raza de seres “retroevolucionados” que sólo viven para atacar y matar, y atención con este detalle, se mencionan a los turbozorros por primera vez cronológica, esto es un detalle que no podemos olvidar; los turbozorros son un tipo de fauna cybertroniana, muy rápidos y que lo mismo pueden ser mascotas o animales de asalto.

 

Curiosidades técnicas

 

Este cómic, si bien no está enfocado en eso, da una pincelada a lo que es un mundo como Cybertron. Puede ser mecánico, pero no olvidemos que tiene vida, y como tal, tiene fauna nativa, como la mencionada anteriormente, y lugares como la mancha de óxido que se asemejan a nuestras selvas pantanosas. Por otro lado, se nos da a conocer que las placas faciales no son simplemente parte del rostro, sino un accesorio como todos los del “fuselaje” del robot.

Otro asunto muy relevante es el del cog de transformación: por lo que se explica, es un motor exclusivo para esta función, y se conecta con el sistema nervioso del robot; lo usual es que la transformación sea un proceso técnico, de modo similar a lo que sería para un humano hacer una contorsión, pero también explican que existe otro procedimiento, automático, en el que todo sucede de una sola vez.

 

La frase de hoy “Caerás más duro de lo que ascendiste, y tu nombre será sinónimo de fracaso, arrogancia y ambición desmedida.”

 

Figuras

 

Sumando ambos spotlights, hay pocas figuras que tengan el aspecto exacto del cómic, siendo Orion el más cercano, en su figura Generations; Wheeljack es similar a la figura classics, mientras que Nightbeat es una suerte de versión Idw de la figura original.

 

 

Si te gustó esta nota, no olvides comentar, evaluar y compartir, para que más personas puedan acceder a este contenido, y si tienes preguntas, hazlas con toda libertad, para poder contestarlas en un próximo análisis.

Nos leemos en pocos días en el siguiente análisis: Autocracy.

 

 

Comenta con Nosotros