“Si nuestro mundo fuera una bola de cristal con nieve, habría sido el día en que un dios distraído pasó por allí, la agitó con fuerza y la dejó donde estaba. Incluso después de que la espuma y los copos se depositaran en el fondo, las cosas no volvieron a ser como antes. No del todo. Aunque a través del cristal, nada parecía haber cambiado, en el interior todo era distinto”

El Hombre de Tiza

C.J. Tudor

 

SINOPSIS:Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza. Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos: una manera de dejar mensajes secretos entre el grupo de amigos. Fue divertido hasta que los dibujos condujeron al cuerpo sin vida de una niña.
Sucedió hace treinta años y Ed pensaba que todo había quedado olvidado.
Sin embargo, recibe una carta que contiene solo dos cosas: una tiza y el dibujo de un muñeco. La historia se repite y Ed se da cuenta de que el juego en realidad nunca terminó…

Todos tenemos secretos.Todos somos culpables de algo. Y los niños no son siempre tan inocentes.

RESEÑA: Últimamente estoy un tanto obsesionada con el género de misterio y los thriller, así que cuando supe sobre el Hombre de Tiza y sus similitudes con la pluma del gran maestro del terror Stephen King me interesé inmediatamente en él y debo decir que no me decepcionó. De hecho, el mismísimo King es quien recomienda la lectura de esta novela.

Esta es una novela completamente adictiva, de esas que son imposibles de soltar. Nos es contada desde la perspectiva de Ed, desde su pasada infancia y su presente (2016) con capítulos que van alternándose y que nos van revelando secretos del pasado que inciden poderosamente en el presente del personaje.

El estilo es muy parecido a IT de Stephen King, un grupo de amigos viven en un pequeño pueblo, es una banda muy unida, pero los eventos misteriosos y escabrosos a los que se verán enfrentados y sus propias decisiones sin vuelta atrás cambiarán sus vidas y sus destinos para siempre. No importa cuánto se separen, siempre habrá algo que los siga poniendo en el camino el uno del otro y los secretos inocentes se van convirtiendo en decisiones que dañan a personas, ellos incluidos.

El Hombre de Tiza nos entrega pequeñísimas dosis de aspectos paranormales y las mezcla con altas dosis de misterio, y la pluma de la autora debutante C.J. Tudor, ágil y cuidada, nos sumerge rápidamente en una lectura frenética, buscando pistas, en cada uno de los capítulos, tratando de darle explicación a los hechos. Y cuando creemos tener la respuesta, parece que Tudor nos lleva a otro sitio, cada vez más inquietante y perturbador, saltando de giro en giro en la trama. Puede que incluso el lector sea capaz de comprender lo que está sucediendo y acertar en algunos aspectos al final, pero no es posible imaginar todo los aspectos, siempre habrá un cabo suelto que te sorprenderá.

Una novela altamente recomendable, si amas a Stephen King no te costará sentirte cautivado por esta lectura, por sus personajes y por los secretos que se ocultan detrás de incluso las personas aparentemente más tranquilas. Pero como siempre, son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy bueno.

Erika Moreno I.

Comenta con Nosotros