Puede que Kay Donovan tenga unos cuantos muertos en el armario, pero el pasado es pasado, y ella se ha reinventado por completo.
Ahora es la estrella del equipo de fútbol y, junto a su grupo de amigas, dirige su colegio con una popularidad natural e ingenio mordaz. Pero cuando aparece el cadáver de una chica en el lago, su vida cuidadosamente construida comienza a derrumbarse.
Jessica Lane, la chica muerta, le ha dejado una búsqueda del tesoro encriptada. Y a medida que Kay  la descifra, los siniestros acertijos comienzan a incriminar a una sospechosa tras otra, hasta que ella misma se encuentra en la mira de una investigación por homicidio.
Presa del pánico, hará lo que sea por sobrevivir.
Porque en Bates Academy, la verdad es algo que se fabrica… no lo que realmente sucede.

Chicas como nosotras es un thriller psicológico escrito por Dana Mele, una escritora que se graduó de Wellesley College y que además fue actriz, abogada, música y asistente de producción, por lo que su carrera es bastante variada. Y este es su primer libro que se llama en el original “People like us”.

La historia nos traslada a la prestigiosa Academia Bates, una escuela secundaria de lujo establecida para la crema y nata de la sociedad, en donde quienes egresan de ahí saben que nunca tendrán que preocuparse de nada porque la vida les está resuelta, ya sea porque destacan o por las influencias que puedan tener, todas las muchachas de ahí son de familias de renombre que saben tapar sus espaldas en caso de que algo extraño suceda. Aunque hay excepciones, como es el caso de Kay Donovan, nuestra protagonista.

Kay Donovan no es como el resto de sus compañeras. Solo está ahí por una beca y no nació en cuna de oro como muchas de sus amigas, pero se ha sabido adaptar a la situación tan bien, que nadie podría adivinar al verla la primera vez. Sabe esconder cosas, y siendo la capitana del equipo de fútbol se pasea con su grupo de amigas como las abejas reinas que son. Son las chicas populares con las que todos les gustaría estar,  y que aparentemente se ve por fuera perfecto, pero no siempre la imagen que se presenta al mundo quiere decir que sea la verdad.

El clima de Bates cambia drásticamente cuando al finalizar las celebraciones del baile anual, descubren un cadáver de una estudiante flotando en el lago, la policía llega a interrogar a todos, puesto que todo habitante de ahí es ahora sospechoso, y la tranquilidad en la academia se rompe ante esta atrocidad.

En medio de la incertidumbre es que a nuestra protagonista le llega un mail de la muchacha asesinada confesando que ella sabía de sus esqueletos en el clóset y le asigna ciertas tareas que puede que haga que traicione a gente en el camino, pero lo importante es salvarse ella. Y creo que procuraré no dar mayores detalles porque es mejor que lo descubran a través de la lectura.

Si eres un lector o una lectora que le gusta el misterio, entonces esta novela es ciento por ciento recomendada para ti, porque para mí, que soy amante de las novelas de misterio en donde hay asesinatos y todos pueden ser potenciales culpables porque todos tienen motivos, me enganchó desde el primer instante por la intriga que tiene. También me gustó mucho el cómo utilizan la tecnología en estos mensajes que le llegan desde el mail de la chica asesinada a la protagonista y como ella empieza esta cruzada de encontrar al culpable, aunque eso también repercute no solo en su vida social, sino que interna, porque como dije, Kay es alguien que se adecua a su hábitat, es una persona que se reinventa para funcionar en distintos ambientes y sabe que un paso en falso puede cambiarlo todo. Y si llega a mirar atrás… está perdida. 

Por otro lado también es una mirada interesante a la amistad entre mujeres, porque este grupo, aparentemente perfecto, se mantiene junto más por lo que no se dicen que por lo que se dicen, y es  a la hora de que se descubran los secretos que la verdadera amistad permanece, lo cual también es relevante para estos tiempos, sobre todo cuando la sororidad es algo que tanto buscamos.

Dana Mele, en su perfil de Goodreads comenta que un hecho así sucedió en su universidad y que el recuerdo nunca pudo abandonar su mente, por lo tanto,  la inspiró a escribir esta novela, y realmente sabe narrar muy bien los hechos, porque no solo emprendemos un viaje en busca del o la culpable, sino que también nos vamos sumergiendo en un viaje psicológico con Kay en que vamos descubriremos que detrás de una chica de Bates… la verdad es algo que se fabrica. A toda costa. 

Por lo demás, les doy la bienvenida a la Academia Bates, donde todo puede ser posible, porque la verdad no es la que es, sino la que puedes crear tú.

Comenta con Nosotros