“Han Solo es una aventura espacial con tintes de western y cine negro, hecha para entretener, un gran fanservice que se aferra a la nostalgia del clásico Star Wars, a sus colores, a sus relatos, a su esencia primigenia y nos lleva a maravillarnos como cuando éramos pequeños y vimos Star Wars por primera vez.”

Rating: [4/5]

  • NOMBRE: Han Solo: Una Historia de Star Wars
  • DIRECTOR: Ron Howard
  • REPARTO: Alden Ehrenreich, Woody Harrelson, Danny Glover, Paul Bettany, Emilia Clarke, Phoebe Waller-Bridge, Thadie Newton, Joonas Suotamo, Jon Favreau
  • Música: John Powell, John Williams

SINOPSIS: Súbete al Halcón Milenario y viaja a una galaxia muy, muy lejana en ‘Solo: A Star Wars Story’, una aventura completamente nueva con el sinvergüenza más querido de la galaxia. A través de una serie de atrevidas escapadas en un submundo criminal, oscuro, y peligroso, Han Solo se encuentra con su inseparable copiloto Chewbacca y el famoso jugador Lando Calrissian en un viaje que marcará los inicios de uno de los personajes más inverosímiles de la saga Star Wars”.

RESEÑA: Llega a nuestra cartelera el nuevo spin-off de Star Wars: Han Solo: Una Historia de Star Wars, de la mano de Ron Howard (Una Mente Brillante, En el Corazón del Mar), la vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Han Solo. Uno de los personajes más icónicos de la saga interpretado por uno de los actores más reconocidos del mundo: Harrison Ford. El mismísimo Mark Hamill lo dijo una vez “Luke es el protagonista, pero todos quieren ser Han Solo”, una mezcla de rudeza, de altanería y una pizca de heroísmo lo hacen un personaje que vive en su propia ley, un forajido, un hombre que se hizo a si mismo, lleno de fallas por su puesto, pero muy humano. No es de extrañar que sea uno de los más queridos. Así que cuando se anunció que tendría su propio spin-off algunas personas arrugaron la frente con escepticismo. Todo en la producción hacía augurar que las cosas no irían nada bien, sus directores fueron despedidos y el casting de Alden Ehrenreich como el joven Solo no dejó felices a alguna parte del fandom. Sin embargo, con la llegada del multipremiado Ron Howard las aguas se calmaron y la producción llegó a puerto.

Ron Howard es un director clásico, respetuosos del material original y que estaba empecinado en hacer suya esta nueva Historia de Star Wars. Llegó a ordenar la casa y luego a apropiarse de la producción. No creo que haya muchas personas que le digan que no a un director de la categoría de Howard.

Soy fanática de Star Wars, siempre que hago una reseña lo aclaro, porque para algunas personas eso es señal de subjetividad, sin embargo, quiero ser lo más objetiva posible, al menos en el esfuerzo no me quedaré.

Les digo de antemano que me gustó la película, que después de tanto sufrimiento que hemos tenido que pasar con la intensa Los Últimos Jedi y con la sorprendente Infinity War, poder disfrutar sin más en el cine es justo y necesario.

Porque Han Solo es eso, una aventura espacial con tintes de western y cine negro, hecha para entretener, un gran fanservice que se aferra a la nostalgia del clásico Star Wars, a sus colores, a sus relatos, a su esencia primigenia y nos lleva a maravillarnos como cuando éramos pequeños y vimos Star Wars por primera vez, con ojos de niños, sin el peso y la amargura de la adultez.

La historia contada de manera lineal nos lleva a conocer los orígenes y motivaciones de Han Solo en su juventud en Corellia. Su recorrido es el camino del héroe, pero algo invertido como era de esperar. Alden Ehrenreich nos entrega su versión del fugitivo corelliano, lo hace suyo, pero para nada es una copia de Harrison Ford. No tiene por qué serlo, su personaje no es el que conocimos en la cantina de Mos Eisley, 10 años antes de Una Nueva Esperanza, es un joven que aún cree, que a pesar de los múltiples golpes de la vida, de una infancia de soledad y penurias, confía en los demás, hay esperanza en él, mucha.

Ehrenreich mantiene muy bien la esencia del personaje, algunos de sus movimientos más característicos, pero lo reinventa, lo clarifica. Sé que para algunos será complicado ver a Han Solo en él, no porque no lo haga bien, sino porque el personaje es muy fuerte para una generación completa, pero si van con la mente abierta podrán disfrutar y maravillarse. Esta es la película donde entendemos por qué Han disparó primero.

Por su parte, Donald Glover y, creo que aquí estaremos todos de acuerdo, hace un maravilloso Lando Calrissian, no tengo nada que criticarle, carismático, entrador y seductor, Joonas Suotamo, el nuevo actor que encarna a Chewbacca captó perfectamente la esencia del buen Chewie. La química que surge entre estos tres pilares es fundamental y traspasa la pantalla y hacen que todo cuaje, que todo funcione.

Los nuevos personajes son muy interesantes y complementan muy bien al trío maravilla, Woody Harrelson (Planeta de los Simios: La Guerra, Tierra de Zombis) nos entrega a Tobias Beckett, este mercenario, un poco carcomido por la vida, desconfiado y vil, una especie de mentor para Han y Emilia Clarke (Game of Thrones, Yo Antes de ti) se pone en la piel de Q’ira, una femme fatale de las antiguas películas, excelente trabajo. Por su parte, Paul Bettany nos entrega una muy buena actuación, el villano de turno, no me acuerdo de haber visto al gran Bettany como villano antes y lo hace muy bien. Ron Howard es un gran director de actores y eso se nota en esta cinta. Sin embargo, los personajes también son muy clásicos. Toda la estructura del filme nos recuerda una cinta ochentera.

Esta es una cinta para los fans: está llena de guiños, de bellas escenas de acción y aventura que podrán disfrutar desde el minuto uno. El humor es comedido y sobrio así que no molestará en ningún caso, lo justo y lo necesario, cumpliendo su objetivo de entretener. A algunos, eso sí, podría molestarles que la película no toma riesgos, que se queda en terreno demasiado conocido. Y sí, tienen razón, si tuviera algo que criticar es esa seguridad, esa falta de transgresión que podría hacer de esta una película dispensable, una dulce exquisito que no cambia la vida, aún así hay que convenir que la película en si misma es un riesgo y hay muchísimo respeto y cariño por el material original. Si Los Últimos Jedi fue demasiado transgresora para algunos y El Despertar de la Fuerza demasiado parecida al material original, Han Solo será un bálsamo de diversión y mucha acción que nos devuelve de golpe a lo clásico.

Lo leí por ahí, Han Solo es como abrir los viejos álbumes de fotos de las vacaciones con amigos, es nostalgia, es recuerdo, es aventura clásica. Y eso se agradece. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy buena.

Erika Moreno I.

Comenta con Nosotros