Sinopsis: JOY: El Nombre del Éxito es la historia de una familia a través de cuatro generaciones centradas en la niña que se convierte en una mujer, que funda una dinastía empresarial y se convierte en una matriarca por derecho propio.La traición, la pérdida de la inocencia y las cicatrices de amor serán el camino en esta intensa comedia emocional y humana acerca de convertirse en una verdadera jefa de familia y de la empresa, frente al implacable mundo de los negocios. Donde los aliados se convierten en enemigos y los adversarios se convierten en aliados, tanto dentro como fuera de la familia. La vida interior de Joy, la fuerza de su imaginación la ayudan a través de las tormentas a las que se enfrenta.

[rating: 4.5/5]

Llega a nuestra cartelera Joy: El nombre el éxito, la película que tiene nuevamente nominada a Jennifer Lawrence como mejor actriz en los Premios Oscar.

joy_film_still-xlarge

Joy desde pequeña fue muy creativa pero lamentablemente nunca tuvo el apoyo necesario de su familia por lo que, al pasar los años, se convirtió es una mujer separada, con una hija, que trabaja en algo que no la hace realmente feliz y tiene que mantener a una familia bastante disfuncional.

Este detalle de la familia disfuncional es lo que le da el toque de humor a la trama. Sus padres se separaron cuando Joy era pequeña, su madre se quedó con ella y su padre se llevó a Peggy. Al crecer separadas se creó una rivalidad entre hermanas que es muy notoria ahora que son adultas.

El padre se separa de su nueva pareja y le pide a Joy que lo acepte de vuelta en su casa. El problema es que Joy vive con su hija, su madre, su abuela y su ex esposo. Pero como es buena de corazón pone a su padre a  dormir en el sótano con Tony, cabe destacar que ambos se odian. Tony no es como los ex esposos normales porque, al terminar la relación, siguió viviendo en la casa y se convirtió en el mejor amigo de Joy.

Una sola persona creía que Joy podía lograr cumplir sus sueños, su abuela, y es justamente ella quien cuenta esta historia.

joy-movie-review-by-matthew-luke-brady-771916

Yo amé esta película principalmente por el importante mensaje que entrega. Joy desde pequeña quería lograr grandes cosas en la vida, como toda niña soñaba con un castillos pero ella siempre decía que la princesa no necesita un príncipe, ella podía hacer grandes cosas por sí sola. Y es un mensaje muy realista, las mujeres en vez de andar buscando el amor deberían enfocar sus energías en crear grandes cosas que hagan de este mundo un lugar mejor.

Joy desde pequeña inventa cosas nuevas pero nunca las patenta así que después ve como otras personas ganan dinero con algo muy parecido a lo creado por ella. Pero un día en que su mundo luce terrible y sucede algo que es “la gota que rebalsó el vaso”, ella decide inventar algo y patentarlo. Es el primer paso a una vida mejor, pero nada es fácil y aparecen muchos problemas en el camino. Esto es lo importante de la historia, ver como ella logra superar cada obstáculo, como enfrenta los problemas y ver como evoluciona el personaje.

Es asombroso ver como una mujer común y corriente se convierte en una importante empresaria. Vemos lo difícil que es surgir en este mundo donde los grandes puestos los manejan los hombres y las mujeres no son vistas de forma seria. No es imposible llegar lejos pero hay que ser fuerte y creer en uno mismo.

La actuación de Jennifer Lawrence es magistral, Joy es un personaje complejo que sufre varios cambios a medida que avanza la película y ella logra interpretar cada momento de maravilla. Pasa con una facilidad enorme de una actitud a otra muy distinta. Además que es el estereotipo de mujer que no se deja intimidar por la sociedad patriarcal en la que vivimos.

jennifer-lawrence-joy-movie

Les contaré una confidencia y es que tengo una pequeña obsesión con Edgar Ramirez, como que no es lindo pero algo tiene que me gusta y, aunque su papel no es muy importante, no pasa desapercibido. Dice varias frases en español, incluso Jennifer habla español con él, además canta y dice cosas divertidas así que es un buen complemento para la protagonista.

Me reí harto y me sorprendió que el tiempo se pasara tan rápido, esa es una clara señal de que es una buena película porque nada es relleno, todo es importante, todo lo que pasa tiene una razón de ser. Y el ritmo no es monótono, sientes rabia, pena, alegría, etc. es divertido eso de sentir tanta emoción distinta en tan poco rato.

Otro de los puntos que hizo que amara esta película es la forma en que el padre trata a Joy, él claramente no da un peso por ella y no tiene problemas en decirle a la cara que su destino es ser una mujer mediocre. Yo pasé por eso mismo con mi padre y entendí tan bien la rabia y la frustración que se siente pero ella, al igual que yo, decidió hacer oídos sordos y lanzarse al mundo, porque siempre es mejor intentarlo que dejarse estar.

Vivimos en un mundo en el cuál el poder femenino se hace cada vez más fuerte. Creo que está es una película obligada para toda mujer que necesite un poco de inspiración para luchar por sus sueños.

landscape-1450976120-joy-index

Joy: El nombre del éxito es una película creativa, entretenida y con un importante mensaje. Yo se las recomiendo a todos. Una imperdible para este fin de semana.

Comentarios