El Rey Arturo y la Leyenda de la Espada tiene todo lo que caracteriza al cine de Guy Ritchie: escenas en cámara lenta que de pronto se aceleran, variopintos saltos en el tiempo y una historia entretenida muy adaptada para encajar en su cinematografía.

SINOPSIS:Con su derecho de nacimiento negado como heredero del trono de Camelot, Arturo conoce de la peor manera las calles de la ciudad de Londinium, donde es criado en un prostíbulo, pero una vez saque la misteriosa espada de la piedra se verá forzado a conocer su verdadero legado, le guste o no.
RESEÑA: Esta semana se estrena en nuestra cartelera la nueva película de Guy Ritchie, el hombre detrás del Sherlock Holmes de Robert Downey Jr: Rey Arturo y La Leyenda de la Espada. La vimos y te contamos todo, sin spoilers y sin verdad absoluta, aquí en tu Canal Favorito.

Cuando entramos a una sala de cine tenemos que tener en cuenta qué o a quién vamos a ver. El cine de Guy Ritchie es especial y hay cierta parte del público que no congenia con él. Si usted no es admirador de este director británico, esta película no es para usted, dado que Rey Arturo y la Leyenda de la Espada tiene todo lo que caracteriza al cine de Ritchie: escenas en cámara lenta que de pronto se aceleran, variopintos saltos en el tiempo y una historia entretenida muy adaptada para encajar en su cinematografía.

Esta cinta se aleja completamente de lo que se se hizo en King Arthur de Clive Owen, que recordemos fue un intento bastante exitoso de presentar la figura de Arturo como un personaje histórico, alejándolo completamente del mito y enmarcándolo en sucesos reales de la historia de Britania. En su extremo opuesto tenemos la cinta protagonizada por Charlie Hunnam (Titanes del Pacífico) que se toma todas las licencias para contar la historia de Arturo en un concepto más cercano a la fantasía épica, donde la magia, extrema en muchos casos, es real. Varios de sus pasajes me recordaron a El Señor de los Anillos (¿se acuerdan de los Olifantes o del mismísimo Ojo de Sauron?) pues vemos en este filme sinceros homenajes a este clásico del género. El que vemos representado en esta película no es el Arturo del mito, tampoco el histórico (si es que podemos llamarle de alguna manera), es una especie de “superhéroe” y esta sería su película de origen.

La Leyenda de la Espada mezcla humor y entretención, excelentes efectos visuales y un guión más bien sencillo, factores que proponen pasar un buen rato en el cine, con algunos clichés pero disfrutando del muy particular estilo de Guy Ritchie, además de una constelación de estrellas que incluyen a Eric Bana (Troya), Jude Law (Closer), Djimon Hounsou (Gladiador) y algunos rostros conocidos de Game of Thrones como Aida Gillen (Petyr Baelish) y Michael McElhatton (Roose Bolton). Y también un cameo del futbolista David Beckham.

Estoy consciente de que la crítica no ha sido benevolente con La Leyenda de la Espada, pero personalmente me entretuvo completamente, sí hay que hacer hincapié que si se compara con lo realizado en Sherlock Holmes, esta cinta queda muy por debajo sobre todo en lo que a guión y construcción de personaje respecta, pero no se queda para nada atrás en diversión, que en el fondo es su meta principal.

Lo que es realmente impecable es su banda sonora, la música compuesta por Daniel Pemberton quien ya había trabajado con el director en Agente de C.I.P.O.L., tiene claras reminiscencias de Hans Zimmer en Sherlock Holmes, mezcladas con sonidos celtas muy emocionales. Realmente un trabajo muy bueno.

Esta es, en definitiva, una cinta dirigida a los amantes de Guy Ritchie, de su especial visión del cine, para los que quieran pasar un buen rato y gozar de mucha acción, con una nueva visión para un personaje archiconocido. La leyenda de Arturo Pendragón, Excálibur y Camelot seguirá dando que hablar, al parecer, en el cine, la televisión y la literatura, después de todo la representación de este héroe mítico nos llama a creer que, sin importar nuestra procedencia, puede haber un héroe en todos nosotros. Y he ahí el éxito no solo de la Leyenda de la Espada, sino que de este relato en si.

Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Entretenida.

Erika Moreno I.

Comentarios