SINOPSIS:La arrogancia del ser humano se verá puesta a prueba por parte de seres primitivos gigantescos que se alimentan de radioactividad, amenazando nuestra propia existencia.

GodzillaRESEÑA: Llega a nuestra cartelera la cinta Godzilla, la nueva adaptación de la titánica criatura japonesa, esta vez de la mano del director Gareth Edwards (Monsters). La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Las críticas a esta cinta han estado divididas, pero una cosa es segura, la nueva entrega del gigante japonés es mejor que su predecesora dirigida en 1998 por Roland Emmerich. No solo mejora sustancialmente, en lo que a guión se refiere, sino que recupera con creces la escencia de lo que es Godzilla y de sus primeras apariciones cinematográficas por allá en los años 50 de la mano de Ishiro Honda.

Sin embargo, las críticas han manchado un poco el trabajo dedicado y con un presupuesto menor de lo que se esperaba. Fiel a su estilo, Gareth demora talvez demasiado en armar su historia. En mi humilde parecer, disfruté bastante la introducción, sobre todo la participación de Bryan Cranston (Breaking Bad) le dan un peso actoral e interesante a esta intro. La cinta es equilibrada, algo inusual para un blockbuster de estas características en Hollywood, una historia que no se deja obligar a la explosión fácil y que toma un camino quizás menos popular, pero que es digno de ver. Si el espectador tiene la paciencia para esperar podrá deleitarse con escenas de acción virtuosamente filmadas, un score espectacular y con sabor sesentero del maestro Alexandre Desplat (Philomena, Gran Hotel Budapest) y una buena cinta que triunfa a pesar de sus problemas.

Pero ¿Con qué problemas podremos encontrarnos en Godzilla?

Más allá de los 40 primeros minutos centrados en la excelente actuación de Bryan Cranston que algunos consideran excesivos y que yo considero impecables e impactantes, lo más decepcionante es que el peso de la cinta recaiga sobre un correcto pero no brillante Aaron Taylor-Johnson (Kick Ass, Anna Karenina) a quien veremos muy pronto como Quicksilver en Avengers The Age of Ultron. El problema no es su performance, sino que su conflicto y los motivos que lo mueven parecen no ser lo suficientemente convincentes como para emocionar al respetable y eso le resta algo de interés al filme. En este mismo círculo queda Elizabeth Olsen, a quien coincidentemente también veremos en Avengers como La Bruja Escarlata, hermana de Quicksilver, que no termina de encontrar su lugar en la cinta. Todo el conflicto que se arma a su alrededor es pobre y carente de emoción, desabrido y hasta innecesario. De todas formas, es un buen precio que pagar por las escenas donde podemos ver aquello que nos han prometido y que hemos esperado talvez por años.

Es cierto que talvez Gareth le tiene un poco de miedo al blockbuster per se, le teme a caer en explosiones sin sentido, le teme a mostrarnos las escenas de lleno, si la comparamos con Titanes del Pacífico de Guillermo del Toro, del Toro se lanza al blockbuster sin miedo y sin restricciones cuidándose simplemente de no caer en el fenómeno Transformes de Michael Bay. El resultado fue bueno y respetuoso y no tendría por qué haber sido diferente en este caso. Sin embargo, a pesar de esto, la cinta se arma, encuentra su camino y sale airosa de cualquier “evento” que haya habido en el camino.

Respecto a si el 3D es necesario, mi muy personal opinión es que no lo es, tampoco es molesto que no se malentienda, pero no agrega mucho más al conflicto.

En resumen, Godzilla recupera con creces la escencia original del personaje, dejando atrás la poco inteligente versión de 1998, con un buen guión y una interesante propuesta. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Buena.

Erika Moreno I.

 

 

Comentarios