“Para mi sorpresa, se desabrochó el abrigo escarlata y me atrajo hacia sí, envolviéndome en los pliegues del grueso tejido. El calor que sentí disminuyó mi miedo. Olí la fragancia familiar que tanto me gustaba y descubrí que podía ver cada uno de los rasgos de su rostro a la luz de la luna ahora que estábamos cerca. Por pura necesidad, me acerqué aún más al calor que me brindaba y me di cuenta de que tenía razón. Era él, el mismo Cedric que conocía desde hacía casi un año. Y aquello hacía la situación aún más terrible”

Richelle Mead

La Corte Reluciente

SINOPSIS: Adelaide, una joven condesa de la nobleza osfridiana, se hace pasar por sirvienta para escapar de un matrimonio impuesto por su familia. Adelaide solo desea abandonar los palacios refinados y llenos de oro de Osfrid para comenzar una nueva vida en los bosques inexplorados de Adoria. Para ello, deberá unirse a la Corte Reluciente: una escuela diseñada para transformar a las niñas pobres en damas de clase alta para luego ser casadas con ricos poderosos del Nuevo Mundo.

La joven deberá esconder su origen real y al mismo tiempo evitar un matrimonio forzado en una sociedad en la que el papel de una chica parece relegado solo al de esposa. Sin embargo, alguien descubrirá los verdaderos orígenes de Adelaide, por lo que empezará una huida sin retorno hacia tierras salvajes, peligrosas y desconocidas, pero tan fascinantes como el inesperado amor que podrá encontrar en ellas.

RESEÑA: Cuando llegó por primera vez la novela La Corte Reluciente tenía un poco de miedo de encontrarme frente a la típica novela juvenil que tanto en boga está últimamente. La autora, Richelle Mead, es conocida y alabada por su saga Vampire Academy, un título que de por si no me llamaba mucho la atención y que no conozco, pero decidí mantener la mente abierta, ya que nunca se debe juzgar un libro antes de leerlo. Lo que me encontré, en esta la primera parte de su nueva saga, fue una novela sumamente absorbente, entretenida y con mucho más de lo que pensé que podría encontrarme.

La pluma de Richelle Mead es fluida, muy directa y pulcra, sabe situarnos en su mundo, con una maravillosa ambientación, una buena construcción de personajes y un buen fluir de escenas. Hay mucha originalidad en cada una de sus páginas, su mundo inventado situado en lo que podríamos llamar históricamente en la época de la conquista del nuevo mundo es espectacular, su crítica a las clases sociales acomodadas, al machismo que se vive en todo momento, a los conquistadores que arrebatan tierras a los nativos, a la frivolidad del viejo mundo donde se puede exhibir a una mujer, incluso una de alta cuna, como ganado para conseguir marido versus la terrible realidad de un mundo donde no existe la libertad de expresión ni de religión es exquisito. La historia nos envuelve y no nos suelta y desde la primera a la última página no nos da la oportunidad de soltar el libro.

La historia está contada en narrador protagonista desde la perspectiva de Adelaide Bailey una condesa de altísima cuna que se hace pasar por una simple criada para huir de un matrimonio arreglado. Adelaide es un personaje bien construido, una mujer fuerte e independiente pero que aún así está supeditada a las reglas de su época (o mundo en este caso) y eso la hace mucho más real, todos somos productos de nuestro entorno, incluso si vamos en contra de él.

El personaje de Cedric Thorn me ha parecido maravilloso y encantador en todo sentido, en un mundo donde los personajes masculinos en una historia de amor están siempre dañados y esconden secretos, el buen Cedric Thorn, que tiene mucho de lo cual preocuparse en su vida con un padre que no lo valora y un secreto que lo pone en peligro constantemente, es realmente sincero, directo y atractivo, su visión tan abierta del amor y la vida enamora y encanta.

Esta es una historia de amor, de aventura, de misterio, traiciones, lujos excesivos, una gran ambientación y una buena crítica social, elementos que se unen en un ritmo trepidante e intrigante, que no da respiro y que fluye sin problemas y manteniendo al lector amarrado a sus páginas. A mí, al menos, me ha mantenido cautiva en todo momento, encariñada con los personajes y expectante ante los acontecimientos.

Esta es una novela dirigida a adultos jóvenes, tanto hombres como mujeres, entretenida y ágil, bien situada y que deleita de principio a fin. Aunque tiene elementos que son un poco predecibles, eso no es lo importante, su romance es solo uno de los elementos que se dan cabida en esta historia, hay mucho misterios y aunque muchas cosas se sepan de antemano, es cómo llegamos a ese desenlace lo importante, es la visión completa la que encanta.

Lo importante es que, a pesar de ser la primera parte de una trilogía, no es para nada solo una introducción de personajes y como historia y novela se sostiene completamente a si misma. Un libro recomendado para todo espectador, una lectura ligera como una buena película de piratas, que tiene todos los elementos para meterse en la vida del lector pidiendo por más.

Muy entretenido.

Erika Moreno I.

 

Comentarios