DragonsCrown6

Dragon’s Crown es un juego que lleva décadas en desarrollo y que trae a los guerreros de los juegos de los noventa de vuelta a la vida para luchar contra gigantescos demonios y monstruos con el objetivo de salvar el reino.

¿Es hora de desempolvar nuestras espadas, escudos, cetros y libros mágicos para salir en una nueva aventura?

Dragon’s Crown, es un juego que trata de reinventar un poco la manera de ver los juegos “Beat’em Up.” Arrojando a los jugadores en un interminable ciclo de buscar tesoros, combate y evolución de personajes, todo esto acompañado de una característica dirección artística. Dragon’s Crown intenta tanto cumplir sus ambiciones, que es difícil no tomarle algo de atención.

El estilo del juego es bastante único. Visualmente es un poco difícil de digerir, es como hacer una poción mágica que mezcla un libro infantil con un libro de rol de Calabozos y Dragones, le agregamos una enciclopedia del renacimiento y alguno que otro bosquejo de Disney; Todo esto condimentado con algunas revistas para adultos. Toda esta mezcla puede hacer que el juego se sienta altamente expresivo o extrañamente molesto. Puedes amarlo, odiarlo o simplemente tolerarlo, pero no hay duda de que se puso mucho esfuerzo en un departamento artístico para este juego.

DragonsCrown2

En cuanto a lo que el juego mismo tiene que ofrecer, Dragon’s Crown, es un juego que toma los clásicos “Avanzar y matar monitos” que muchos de nosotros jugamos en el pasado y, en ese sentido, la fórmula es bien simple. Luego de elegir una locación donde ir a matar distintos enemigos, hay que avanzar hacia la derecha hasta encontrar alguna épica batalla que sobrepasar. La exploración es limitada pues el camino principal siempre está más que claro, sin embargo, luego de progresar algo en la historia podremos elegir entre dos caminos con distintos escenarios y batallas finales y, a pesar de la linealidad del camino, el juego está lleno de puertas ocultas y distintas formas de interacción que nos permitirán encontrar cuartos secretos llenos de tesoros y recompensas, logrando la ilusión de que estamos variando el escenario cada vez que entramos en él.

Generalmente, las batallas con los jefes finales son bastante impresionantes y exhiben los mejores efectos visuales del juego. Además, cada una de estas batallas tiene una mecánica particular que hace de cada jefe final un potencial peligro que debe ser abordado con distintas estrategias, por ejemplo, y tratando de no adelantar las mecánicas más sabrosas del juego, en una pelea los enemigos intentarán apoderarse de una lámpara mágica con la cual llamar a un genio y así arrojarte encima poderosas magias, por lo que tu prioridad será identificar al usuario de la lámpara a fin de detenerlo y, en el mejor de los casos, apoderarte de la lámpara para tu beneficio.

DragonsCrown4

Cada uno de los seis personajes (guerrero, hechicero, elfa, enano, bruja y amazonas) son cien por ciento viables y capaces de pelear por su cuenta, de una forma bastante simple y fácil de entender. Cualquier persona será capaz de levantar enemigos y realizar golpes críticos sin necesidad de tanto esfuerzo, haciendo de Dragon’s Crown un juego bastante fácil de entrar y salir casualmente. Dejando un poco lo básico, el juego también tiene mucho que ofrecer: cada personaje tiene una característica especial, por ejemplo, mientras el Guerrero puede cubrir  ataques con su escudo, la amazona puede pegar devastadores ataques y contra golpes y la elfa puede moverse rápidamente en acrobáticas maniobras con arco y flecha. Cada clase tiene sus fuertes y la capacidad de comprar distintas habilidades para cada uno hace que el jugador tenga un constante control de cómo progresa el modo de juego del personaje. El combate se siente bastante bien, es poderoso y fácil de seguir, los enemigos reaccionan a los ataques como uno esperaría, aunque en los casos más extremos de caos, es posible perder de vista a tu personaje.

DragonsCrown3

El juego, incentiva mucho a volver a jugar los niveles ya terminados, entregándote nuevas quests y, aunque esto parezca poca cosa, usar tus nuevas armas y habilidades son motivación suficiente para volver a entrar a un lugar del cual acabas de salir, particularmente al momento de entrar a distintos calabozos con tus amigos, ya que el juego permite jugar online (luego de aproximadamente seis horas de juego) o jugar localmente con algún compañero.

La versión de Play Station 3 y de Vita son exactamente iguales, aunque sin duda alguna, jugar en una pantalla grande hace del juego algo más grato de ver. De todas formas, el juego también trae opciones “touch” para la versión de Vita. Estas opciones son simuladas por el análogo derecho en Play Station 3 y pueden ser algo molestas de usar.

DragonsCrown1

 

La forma que el juego tiene de extender su tiempo de vida no es la más elegante, pero logra transformar lo que normalmente sería simplemente una repetitiva y corta rutina de matar enemigos en una repetitiva y entretenida experiencia. Cuando terminas el juego tendrás la opción de comenzarlo nuevamente con tu personaje más poderoso o comenzar con una nueva clase. Cualquiera que sea el caso, mientras tengas la voluntad de seguir la aventura, Dragon’s Crown te proporcionará horas de diversión.

Comentarios