El día 23 y 24 de junio fueron para nosotros (Quijote y Fran) dos días de experiencia freak en su máximo esplendor.

Si bien nuestro país posee diversas instancias dinámicas en que los ñoños podemos dar a conocer nuestros gustos, pensamientos, manifiestos y más que nada compartir con los demás, hoy apuntaremos y lanzaremos nuestras flores a Comic Ink.

El evento se realiza hace ya tres años, siendo esta, su última versión tanto para los asistentes como para los competidores y expositores, la mejor de todas.

¿Qué hace a Comic Ink un gran evento?

Todos somos seres diversos, complejos y por ende con formas de expresión y gustos sumamente distintos y esto en el mundo freak, es un elemento clave.

Tenemos que considerar que no todos gustamos de las mismas ñoñerías y es difícil hacer coincidir a por ejemplo gamers con ilustradores o tatuadores y comics, lo que podría verse como una manera de separar gustos dentro del contexto freak. Es por este elemento que Comic Ink da en el clavo y convierte lo que estamos acostumbrados socialmente a separar, a juntarlo, hacerlo congeniar y dar como resultado una convención provechosa desde todos los puntos de vista.

TATUAJES

Al pasar por el sector de tatuajes y escuchar el bello sonido de las maquinas andar, es imposible quedar impresionado con la capacidad de precisión y calidad de trabajo de los tatuadores y tatuadoras en conjunto a los estudios de tatuajes que participaron.

Con más de 30 stands dispuestos en el evento, la enorme cantidad de tintas y diseños distinguen y dan la invitación a quienes desconocen el arte del tatuaje y logren, en algunos casos, erradicar ciertos prejuicios a esta preciosa forma de expresión. Más aún si esta diseña e intenta representar a personajes clásicos del cine, comics, video juegos, música, etc. Esta mezcla entre arte y gustos personales (obviamente ñoños) rompe estándares y abre puertas a instancias tan enriquecedoras como esta.

Cabe agregar que además de tatuar a los asistentes, se realizan también competencias de tatuajes, las cuales se distinguen en ciertos estilos en particular como new school, retratos, etc., los cuales, obviamente poseen como temática algún personaje o elemento del mundo freak. En esta índole, la participación de exponentes contó con profesionales nacionales e internacionales.

 

ILUSTRADORES

Para gran mayoría del público, este fue el punto fuerte del evento.

Estamos acostumbrados a pequeños eventos de ilustración y en ocasiones estos poseen una pequeña participación en otros. Como seguidores del trabajo nacional, destacamos el inmenso apoyo de la producción en esta arista.

Fueron más de 20 stands de ilustradores nacionales como internacionales, quienes estaban dispuestos estructuralmente muy cercanos a sus fanáticos, es el caso de Picolo, reconocido ilustrador brasileño quien amablemente interactuaba con cada fanático que compraba sus trabajos, se sacó fotografías y firmó cuanto dibujo le entregaban. Tener de cerca, abrazar, hablar y fotografiarte con tu ídolo sin pagar de más, sin tener que realizar largas filas y sin restricciones, son es sumamente valorable y tanto los asistentes como los expositores se mostraron agradecidos de esto.

 

JUEGOS DE MESA Y VIDEO JUEGOS.

Para los más apegados a los clásicos juegos de mesa, no se impacienten.

Comic Ink contó con varias mesas dispuestas para jugar. La organización apeló a la gran diversidad de juegos ya sea por temáticas o edades. A su vez, los stands de ventas también incluyeron la masificación de juegos de mesa, cartas e incluso de magia. Mientras más mejor.

Por otro lado, para los fieles gamers se dispuso de máquinas clásicas de los 80 y 90 y consolas Play station y Xbox one para que libremente pudieses demostrar tus dotes en los video juegos, así como también llevar a cabo competencias organizadas por fanáticos.

 

 

VENTA DE ELEMENTOS, COMIDA, COMICS Y OTROS.

Ya hemos mencionado y destacado que una de la gran cualidad que caracterizó a Comic Ink fue su gran diversidad de temáticas, siendo una de estas también los locales de ventas de todo tipo de juguetes, maquillaje, comics, tiendas, ropa, stickers, etc., todo siempre apuntando a todos los gustos.

Así como también, el sector de comidas con una amplia variedad de ella, apta para vegetarianos, información no menos importante.

 

Cosplay y Charlas

 

Siempre he creído que todo buen evento tiene que tener más atractivos para los asistentes que el solo ir a mirar cosas y comprar, pues en este evento realmente habían muchas cosas por hacer y sobretodo, charlas y actividades más allá de lo común.  Y este las tenía de sobra. Desde pasarela cosplayer hasta charlas, interacciones con dinosaurios, barberías. Etc. Pero siempre se agradecen de sobremanera las charlas, ya que de alguna manera se transforman en pequeñas escapatorias en donde podemos aprender más aun sobre las cosas que nos gustan. Quiero destacar la charla que hizo Robbie Barrera, sobre ciencia en el evento, ya que de una forma muy simple y didáctica explicó procesos químicos y físicos que experimentan los superhéroes con ciertos poderes. Así permitiendo acercar la ciencia al público general, lo que encuentro simplemente brillante.

 

Y que decir de los cosplayers, que siempre se roban el lente y los flashes, demostrando una calidad que poco y nada tiene que envidiarle a los exponentes internacionales.

Personalmente  lo que más nos gustó de Comic Ink fue la gran diferencia en la organización respecto al año pasado, la participación de los ilustradores chilenos, la cercanía al público y particularmente los tatuajes, mis preferidos.

Como profesora no puedo dejar de mencionar la característica familiar del evento, con incluso cosplay de pequeños de no más de tres años y familias completas caracterizadas. Es esto lo que acerca a quienes ven lo freak, lo ajeno a su cotidianeidad como algo más cercano de lo que pensaban, como algo más común de lo que creían.

 

 

Debemos revalorar las múltiples instancias familiares para comenzar a realizar cambios en nuestra sociedad, apelando a la empatía, aportando a la no discriminación y segregación de los gustos. Converger los diversos grupos, edades y capacidades es una deuda social, y que no se diga que los ñoños no estamos poniendo de nuestra parte para hacer este cambio.

Necesitamos más instancias como Comic Ink para acércanos como comunidad, para por ejemplo poder invitar a mi abuela, esa que tanto teme a los tatuajes, pero que gusta de los juegos de mesa, para convencer a mi papá de comprar un comic para compararlo con la película y para elegir una tarde de diversión en lugar de estar todo el día en el celular.

 

 

Comentarios