Por: Francisca Yañez

Desde pequeños los cinéfilos sabemos que existen diversos premios que veneran el séptimo arte, destacan a actrices y actores, agradecen al equipo técnico y por supuesto, a su fiel público. Idealizamos la idea de quien será o no el/la ganador/a, esperando que nuestros favoritos ganen. Pero las emociones se aceleran cuando vemos entre los nominados a un compatriota, a esa actriz que hemos visto en teleseries, o a ese director que estaba a mi lado comprando en el supermercado. Esa sensación de orgullo que bordea el patriotismo.
A lo largo de los años de vida del cine chileno, variados films han estado nominados a diversos premios, pero sabemos que el más destacado a nivel mundial son los Premios Oscar, siendo este la catapulta profesional para variados actores y actrices.
Este año se ha destacado por la nominación de Una mujer Fantástica de Sebastian Leilo, película que nos retrata la vida de una mujer trans y como enfrenta la cotidianidad del amor y de las presiones sociales y personales. Recientemente fue ganadora de los Premios Goya como mejor película Iberoamericana y en esta ocasión, nominada a la mejor película de habla no inglesa en la 90° versión de los Premios Oscar.
Encarnada por la grandiosa Daniela Vega, quien a primera instancia era asesora cultural para la creación del film, logrando destacar por su pasión al momento de inspirar al director, este decide por ofrecerle el papel protagónico. La propuesta fue el primer paso para conformar un largometraje sublime desde la mirada social, sumamente emocionante, siendo incluso aclamada por la crítica por sobre todo por la actuación de nuestra Daniela, quien se ha convertido en la primera mujer trans en la historia de los Premios Oscar en presentar una categoría. Los elogios no paran para nuestra actriz, quien de seguro jamás pensó llegar a ser tan admirada.
Es sumamente destacable la labor cultural e histórica en nuestro país de una película con esta temática, que es protagoniza por una mujer que vivió encarcelada en un cuerpo que no le pertenecía. Además podemos sumar la controversia que genera actualmente en Chile y el mundo lo trans y en general lo “desconocido”. Una mujer fantástica es el título ideal que no solo recalca la realidad que viven miles de mujeres y hombres trans, si no que la actuación es potente, intensa y la audiencia logra encajar con el mundo trans, sus preocupaciones, pensamientos, conocemos de primera línea que significa ser trans en una sociedad llena de miedo por lo que es diferente a lo cotidiano.

Pero esta no ha sido la única nominación Chilena en los Premios Oscar.
Indudablemente todos y todas recordamos el cortometraje Historia de un Oso de Gabriel Osorio y Patricio Escala, el cual competía con las grandes ligas como Pixar, lo que no fue impedimento para recibir el galardón con humildad y alegría. Además no cualquiera puede decir que posee el primer Oscar para Chile.
Por otro lado está la película NO de Pablo Larraín, film nominado en 2012 como mejor película de habla no inglesa, a pesar de no ser la ganadora, está fue la primera película chilena nominada a una categoría de los Oscar, un premio de por sí destacable y admirable, además para Larraín fue un impulso internacional que lo llevo a trabajar con Natalie Portman en Jackie el 2016.

Lo chileno se caracteriza por lo picaresco, lo banal, lo callejero, lo que todos y todas nos podemos de una u otra forma identificar. Sus comienzo radican en alrededor de 120 años atrás y recién hace un par de años la sociedad está resaltando su importancia.
Más allá de hacer críticas con políticas públicas necesarias que engrandezcan el arte, que potencien y rescaten a artistas que por falta de medios económicos y apoyo gubernamental se han perdido, queremos incentivar a nuestros seguidores a darse un paso ya sea por Netflix o en alguna plataforma online a ver esas películas chilenas pendientes, a saborear el arte chileno desde lo más puro y sincero, el cine.
La nana (2009), Taxi para tres (2001), Machuca (2004), Violeta se fue a los cielos (2011), Gloria (2013) y podríamos seguir, son películas que quizás no han sido privilegiadas de recibir en sus manos al preciado personaje dorado, pero sí han sido alabadas por la crítica en diversos premios como los Goya, Ariel, Globos de oro y diversas instancias internacionales. Nada que envidiar a los demás.

Finalmente, invitamos a todos y todas a sintonizar el domingo 04 de marzo los premios Oscar, transmitidos por TNT a las 22:00hrs, presentados por el grandioso Jimmy Kimmel.
Esperamos que Una mujer Fantástica logre volver a nuestro país con un premio entre manos y poder celebrar todos y todas en Plaza Italia como cualquier otro triunfo nacional.
La diversidad es hermosa, el cine conecta emociones y los aplausos surgen casi por inercia al ver esta maravillosa película.

Comentarios