hobbitSINOPSIS: Cuando reclamaron su patria al dragón Smaug, la Compañía de los Enanos desató sin querer una fuerza malvada en el mundo. Furioso, Smaug descarga llamaradas de ira sobre los habitantes indefensos de Ciudad del Lago.

Thorin, consumido por la obsesión de reclamar su tesoro, sacrifica la amistad y el honor para conseguirlo mientras los frenéticos intentos de Bilbo por hacerle entrar en razón llevan al Hobbit a tomar una decisión arriesgada y peligrosa; pero las amenazas que les esperan son aún mayores. Sauron, el mayor adversario de todos, ha enviado legiones de orcos a un ataque furtivo en la Montaña Solitaria sin que nadie se entere, salvo el mago Gandalf.

A medida que el mal se cierne sobre su creciente conflicto, las razas de los Enanos, los Elfos y los Hombres tienen que decidir si aúnan sus fuerzas o se abandonan a la destrucción. De repente, Bilbo tiene que luchar por su vida y la de sus amigos en la épica Batalla de los cinco ejércitos, mientras el futuro de la Tierra Media pende de un hilo.

RESEÑA: Y llegó el tiempo de recorrer por última vez los senderos de la Tierra Media, el tiempo de decir adiós con una última aventura, el tiempo de despedirnos de la magia y la fantasía que ha hecho historia en el cine y que ha dado a luz una de las sagas más hermosas de la épica. Es tiempo de La Batalla de los Cinco Ejércitos, la última entrega de la trilogía de Peter Jackson esa que nos trajo de vuelta a la Tierra Media, esa que nos hizo vibrar y llorar y que, a pesar de las críticas, siguió encantando a millones de personas con la humilde historia de un Hobbit cuya aventura definió una era. Y ya que esta será la última reseña que haga sobre el mundo que nació de la mente del escritor JRR Tolkien y que fue llevaba tan magistralmente al cine por Peter Jackson, y ya que si lo pienso así se me pone la piel de gallina al entender que este es el cierre de una aventura personal que comenzó hace 13 años en un humilde cine de Estación Central, creo que no solo es tiempo de analizar sino que de agradecer a todos aquellos que hicieron posible lo que para muchos era un imposible: llevar al cine una historia de semejante magnitud.

Mi intención es ser lo más objetiva posible, pero mi apego con esta historia y por ende la emoción que siento en este momento podrían impedirme tener éxito con ese objetivo, a los lectores de esta reseña pido disculpas por mi falta de objetividad y espero que sepan comprender que haré lo posible por llevarles una visión lo más verídica posible de mi experiencia cinematográfica.

Recordemos que La Batalla de los Cinco Ejércitos es la tercera y última entrega de la trilogía basada en el libro El Hobbit, no voy a entrar en el tema de si la cinta debieron o no ser convertidas en una trilogía en vez de solo dos como se había pensado en un principio, es un tema que se debatió y analizó y que ya no tiene vuelta atrás y cada quien tendrá su opinión al respecto, sin embargo, y como pensábamos los que alguna vez tuvimos la fortuna de leer El Hobbit que la mejor manera de dividirlo en tres es de la forma en que Jackson lo hizo en sus películas. Si la primera entrega era la más lenta, ya que toda la primera parte del libro y por ende de la película transcurriría en la presentación del conflicto y de sus personajes (inolvidable es toda la primera hora de Un Viaje Inesperado que es un calco del libro), La Batalla de los Cinco Ejércitos es su opuesto, esta es una cinta ágil y rápida, es tal vez la que menos diálogos y más acción tiene de las 6 que componen la saga y es la que menos apegada está a la historia original, lo cual no debe molestar ya que es todo aquello que los lectores alguna vez quisimos saber de esta épica batalla y que en el libro de Tolkien solo es esbozada en un par de líneas (Y así sucedió la llamada Batalla de los Cinco Ejércitos y esta fue muy terrible), todo lo demás se los debemos al imaginario de Jackson y los suyos y a las notas anexas que Tolkien.

Una cinta de atmósfera agridulce, de despedidas y regresos, que representa fielmente el tema central de la saga: el regreso a casa después de un mundo de aventuras y desventuras, historias que fueron escritas por Tolkien tras su regreso de su participación en la Primera Guerra Mundial. Su premisa se ve reflejada en este filme cuya grandiosidad y fantasía llena la pantalla, pero cuyo eje central, Su Historia de Una Ida y Una Vuelta se mantiene intacto a pesar de los cambios y añadidos realizados.

La actuación de Richard Armitage en su lento descenso a la locura es realizada con pasión y gran cuidado, robándole un poco de cámara a Martin Freeman, sin embargo era esperado ya que su personaje Bilbo siempre fue un espectador más que nada de este evento y esa es la razón por la que Tolkien se ahorra cualquier explicación sobre ella, ya que de todos los eventos este es el que menos tiene que ver con el Hobbit. Por su lado, Freeman parece haber crecido en su personaje de Bilbo, su representación es casi como una segunda piel y lo hace de manera natural, al menos así lo parece. Y cabe destacar también las grandes actuaciones de Ian Mc Kellen, Orlando Bloom y Lee Pace.

Jackson se deshace de todo aquello que puede entorpecer su cometido de mostrar esta batalla (recordemos que incluso el título de la película fue cambiado de Historia de Una Ida y una Vuelta), no sin grandes pérdidas en el camino, debido a esta decisión varias historias se vieron disminuidas y algunas truncadas. Sin embargo es posible sacar cuentas positivas de esta edición dado que la historia jamás decae ni aburre y mantiene al espectador al filo de su asiento. Con sus dos horas y 24 minutos, esta se convierte en la cinta más corta de la saga.

En mi humilde opinión creo que una de las grandes carencias de esta trilogía es su score, después del trabajo épico realizado en el Señor de los Anillos, la música de El Hobbit no trasmite ese sentido épico grandioso, y sus grandes momentos son cuando recuerda a las tonadas de la primera trilogía. Con todo, no sería justo decir que se ha hecho un mal trabajo con la música, es un score hermoso y correcto y un buen trabajo del compositor Howard Shore.

No es una película perfecta, en eso estamos claros, y está la seguridad de que esta trilogía siempre será comparada con El Señor de los Anillos, que es la cinta cúlmine de la fantasía épica en el cine, probando un poco de su propia medicina y viviendo lo que muchos realizadores han tenido que vivir al ser comparados con El Señor de los Anillos, Jackson es su propia vara de medición y esto podría jugarle en contra, sin embargo La Batalla de los Cinco Ejércitos es el apropiado y épico cierre a una aventura de más de una década, la digna antecesora de El Señor de los Anillos y una despedida en grande para aquellos que seguimos a Thorin Escudo de Roble y a Bilbo Bolsón por última vez a la batalla.

Si recorrer por última vez los senderos de la Tierra Media junto a la compañia de Thorin, enfrentar la ira de Smaug y luchar cara a cara contra Sauron y los Espectros del Anillo no les emociona, entonces nada lo hará. Yo di fin al viaje con lágrimas en los ojos. Si quieres ir más allá de los purismo y disfrutar de este final, entonces no lo lamentarás.

Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Excelente.

 

Comentarios