Baldacci vuelve con un palpitante nuevo caso de Will Robie, el héroe de «Los inocentes».
Eficiente e implacable, Will Robie es el hombre a quien recurre el gobierno de Estados Unidos para eliminar a los peores enemigos del estado. Sin embargo, hay alguien capaz de igualar los talentos de Robie: su colega Jessica Reel, una asesina tan profesional y letal como él. El problema es que, por alguna extraña razón, ahora tiene en el punto de mira a otros miembros de su agencia.
Robie tendrá por misión capturar a Reel, viva o muerta. Sin embargo, a medida que la persigue, Robie no tarda en descubrir que sus ataques a la agencia ocultan una amenaza mayor, una que puede causar una tremenda conmoción en Estados Unidos y en el resto del mundo.

Gracias a Ediciones B ya se puede disfrutar de la segunda entrega de Wiil Robie y para ser totalmente sincera me enteré de este hecho cuando ya tenía el libro en mis manos lo cual me complicó en un primer momento porque pensé que, al no haber leído el anterior, estaría perdida y me enredaría en la historia, lo que afortunadamente no sucede pues aunque hay personajes y referencias al libro anterior no hay  ningún problema y uno puede seguir perfectamente la trama actual y ser capaz de disfrutarla plenamente, pero por si acaso y como acto de utilidad pública la novela anterior se llama “Los inocentes” y puedes encontrarla en librerías al igual que “Máximo impacto”.

Así es como Baldacci nos sumerge en el mundo de agentes entrenados para matar de una división sin nombre del gobierno estadounidense y misiones secretas que es a lo cual se dedica Will Robie, una profesión nada fácil y que se complicará aún más cuando le dan la tarea de asesinar a una antigua compañera de entrenamiento y trabajo, Jessica Reel, de la cual se cree se ha convertido en traidora pues es la principal sospechosa de  haber asesinado a trabajadores de inteligencia del gobierno dando comienzo a un enfrentamiento de astucia, inteligencia y habilidad de sobrevivencia.

En la novela se nos muestran los puntos de vista de Will y Jessica dándole al lector un sentido de parcial omnipresencia informándole de lo que acontece y pensamientos de ambos personajes y esperando ansiosamente el momento del encuentro cara a cara. Will, hombre inteligente, desde un principio sospecha de las motivaciones para el actuar de Jessica y no le importará realizar algunos actos de insubordinación para llegar al fondo de la intriga mientras trata de sobrevivir a quienes desean concretar sus planes de poder a toda costa colocándolo en situaciones peliagudas. Además de tener que lidiar con sus pocas y casi inexistentes relaciones personales y como estas afectan a su actual misión.

Personajes fuertes, inteligentes y astutos de ambos géneros con una trama que nos va sumergiendo en los tejemanejes de inteligencia de una superpotencia como en este caso Estados Unidos, entrelazándose con la geopolítica, el poder  y corrupción en las altas esferas; y como planes en un principio descabellados y escritos por personas extremistas encuentran cabida en algunas personas quienes planean llevarlos a cabo convirtiendo a todos en sospechosos; dejando a tus supuestos aliados en el bando contrario y a tu rival en tu más confiable socio.

Intriga, suspenso y acción a raudales creando en el lector la necesidad de seguir leyendo para saber si el protagonista sobrevivirá un día más en su caótico mundo llegando a desenmascarar todo lo putrefacto que rodea a su ambiente o sucumbiendo en el intento.

  • Reseña realizada por nuestra colaboradora Nathalia Cortés.

Comentarios