Sinopsis: Han pasado varios años desde el caso del asesino en serie que trastocó para siempre su vida, y el comandante Camille Verhoeven aún no se ha repuesto del todo cuando un nuevo desafío vuelve a implicarlo personal y profesionalmente: Alex, una mujer de treinta años, ha desaparecido. No es una mujer cualquiera, y Verhoeven, sin sospechosos ni pistas, debe adentrarse en la investigación de su personalidad para poder encontrarla, mientras ella agoniza en un almacén abandonado. Cada minuto que pasa puede ser el último.Y él no se lo perdonaría nunca.
El autor de Vestido de novia e Irène vuelve a sacudirnos con este thriller escalofriante, una trama diabólica e imprevisible que lo confirma como el rey de la novela negra. Alex catapultó a Lemaitre a la fama internacional al ser aclamado como el sucesor de Stieg Larsson; hoy su estilo es reconocido como único e inconfundible, con una legión de seguidores.

Segundo volumen de la tetralogía Camille Verhoeven en la cual Camille aún sufre por las consecuencias en el caso del asesino en serie de Irène (cabe destacar que Irène es el título del primer libro de esta tretralogía) y que lo han mantenido alejado de la brigada de homicidios, pero a la cual tendrá que volver nuevamente al desaparecer una chica llamada Alex que pone de cabeza a la policía en su búsqueda.

Un transeúnte ha sido testigo del secuestro de una mujer en plena calle, pero como es lógico no puede dar mucha información al respecto desconociendo la identidad de la secuestrada y mucho más de los perpetradores, por lo cual la policía parisina tendrá muy poco con lo que trabajar sin denuncias de desaparición que coincidan y nulas pistas mantendrán a ciegas la investigación que pueda salvar a aquella mujer.

Un thriller del cual no se puede contar mucho para no revelar nada de uno de los más importantes exponentes actuales del género de la novela negra con múltiples premios como es Lemaitre, entre los que se encuentra: ganador del Premio de Lectores de Novela Negra de Livre de Poche, ganador del Premio Goncourt, ganador del Dagger Award y del Premio de Novela Negra Europea.

Historia narrada por Camille Verhoeven y Alex quienes mantendrán la tensión en todo momento por no mencionar la angustia que surge en los pasajes de Alex con escenas de extrema violencia que van asociados a un crimen como el secuestro que nos dejaran los nervios destrozados y que no mejorarán (nuestros nervios) desde la perspectiva del comandante ya que sabe que va contra el reloj sin saber en qué condiciones se encuentra la víctima, deberá actuar rápido con toma de decisiones sobre la marcha en un ambiente frenético con que se llegue a la resolución del caso y así poder salvarla.

Es un libro que se debe leer en orden ya que están conectados, con Verhoeven viviendo las consecuencias del caso anterior y siendo sincera, con todos los secretos revelados la lectura de la historia anterior perdería gran parte de su gracia considerando que es una novela negra y en el cual el suspenso es la base.

Una novela no apta para cardíacos y sensibles por su crudeza y violencia con escenas escabrosas; dura e inquietante mantendrá un nivel vertiginoso y altamente estresante que te mantendrá adicto a todo giro de la trama dejándote mareado de tanta vuelta con una alta calidad en todo momento jugando permanentemente con la mente del lector y manteniendo hasta la última página grandes cuotas de intriga terminando con un final excelente haciendo de esta un perfecto thriller.

Novela negra totalmente recomendada al lector que quiera experimentar emociones fuertes y ser continuamente sorprendido.

Para nuestra suerte ya se encuentra en librerías toda la tetralogía: Irène, Alex, Rosy y John y Camille gracias a editorial Penguin Random House.

  • Reseña escrita por nuestra colaboradora Nathalia Cortés.

Comentarios