SinopsisLuego que un satélite ruso colisionara cerca del villorrio de El Guindo, extraños sucesos -entre los que se incluyen la muerte de dos pobladores- tienen lugar, y una presencia desata el terror entre los habitantes, en «El que merodea en la lluvia». En «Los ojos del Diablo», en tanto, el joven heredero de una vasta propiedad busca entender el anómalo comportamiento de sus padres y cómo este se vincula con la leyenda de que el origen de su fortuna proviene de un pacto con el Maligno.

Reseña: Como pueden deducir, el nombre del libro se debe a que se reeditaron dos novelas de Hugo Correa y, en vez de ser libros separados como antes, ahora vienen las dos juntas.9789569583445

Esto es lo primero que leo de dicho autor y me encantaría que estuviera vivo porque quedé con varias interrogantes. Pero bueno, ahora les contaré de que van estas dos novelas.

La primera historia es El que merodea en la lluvia. Trata de que en un lugar llamado El Guindo cae una nave extraterrestre, desde ese día sucesos extraños ocurren y dos personas han muerto de forma bastante peculiar.

Lo llamativo es la forma en que está contada porque por una parte tenemos a un grupo de adultos que están hospedándose en la misma casa y hacen que las conversaciones varíen entre enredos amorosos y los extraños sucesos relacionados con la caía de la nave. Pero, por otra parte, de pronto aparecen unos párrafos en cursiva que son los pensamientos del Merodeador, esta criatura que no se sabe qué quiere ni por qué está en la tierra y le da ese toque de suspenso.

Mi personaje favorito es Salvador que es el protagonista. Es un joven que está enamorado de una de las chicas de la casa pero su amor no es correspondido y de puro picado pasa hablando mal de las mujeres y me hace mucho reír. Les comparto uno de sus pensamientos:

“¡Qué hipócritas son las mujeres! ¿Quién pensaría al verla así, vestida a la última moda, con sus cansados modales de mujer bien educada, que anoche, desvestida a la usanza antigua, era una vulgar mujerzuela, que se revolcaba con este otro? ¿O también harán esa cosas con finura, con refinamiento, como corresponde a su alcurnia? ¡Yegua asquerosa!”

El libro me mantuvo atenta pero, como no iba nunca al grano y no entendía a qué quería llegar con tanta vuelta, me demoré en terminarlo. Otro problema es que, cuando todo comenzó a tener sentido, las cosas avanzaron muy rápido y fue como ver una serie de televisión de niños en donde el final es confuso y abierto.

Pero momento, no digo que el libro sea malo, a mí me gustó. Estoy veraneando a 15 minutos de donde ocurren los hechos y tengo familiares que viven en El Guindo por lo que eso le dio ese toque místico y varias noches tuve pesadillas con lo leído. Cuando me pasa eso es porque no es una lectura vacía para mí.

La segunda historia es Los ojos del Diablo. Trata de un muchacho que viaja a su casa de veraneo en el Sur de Chile y donde su familia es conocida porque se dice que muchos años atrás el bisabuelo hizo un trato con el Diablo.

Esta novela me la devoré. A pesar de que el Diablo es el tema principal, el protagonista comienza hablando de su familia, de situaciones extrañas que recuerda de niño, de su amor por una niña que vivía cerca de él y así vamos sintiendo que nos vamos por las ramas pero en el momento preciso todo se une y entiendes que tenía que ver cada personaje.

Es una historia trágica llena de mentiras, muerte, infidelidad, con una familia descariñada y muchos secretos que poco a poco son descubiertos. Es ideal para leer antes de dormir.

En general, Dos novelas es un libro entretenido para quienes gusten de las típicas historias de hechos sobrenaturales ocurridos en el campo.

Cabe destacar que aprendí varias palabras nuevas porque Hugo Correa usa términos que no son de uso popular.

Le puse 3 estrellas en Goodreads porque me gustó pero tengo dudas y el autor no me las puede responder.

Comentarios