Las consecuencias que tuvo la venta de la casa habían cristalizado en una dura costra de indiferencia…Tal vez si hubiera bajado la ventana del auto, el aroma de la flor de la pluma habría resquebrajado esa costra de golpe…”

Jardín de Pablo Simonetti.

 

jardinSINOPSIS: Ante una oferta millonaria por su casa, Luisa Barbaglia, una viuda de setenta y seis años, se enfrenta a una decisión que traerá consecuencias insospechadas. Cada uno de sus tres hijos tiene una perspectiva muy distinta de lo que significa para ella dejar el hogar que compartió durante más de cuarenta años junto a sus esposo, los recuerdos que la acompañan, y por sobre todo, su jardín, principal motivo de orgullo y dedicación de su vida.

RESEÑA: En esta reseña seré breve, pues breve también fue el autor, el chileno Pablo Simonetti, para plantear una historia sencilla, pero de profunda magnitud, en su novela Jardín. En 116 páginas, Simonetti aborda los devenires de una familia que se ve enfrentada al fin de una era, representado en el Jardín de su anciana madre en la casa familiar. La venta de la casa representará el innegable desapego de esta anciana de una vida dedicada a sus hijos, su marido y un jardín maravilloso en el que puso gran parte de los esfuerzos de su vida y que se desgrega ante sus ojos como si nunca hubiera existido.

Basándose en hecho de su historia real y adornándolas con trozos de ficción, el autor, en posición de narrador testigo, nos abre sus corazón y nos recuerda que al final de la vida solo nos quedan los recuerdos y las representaciones tangibles de aquello que creímos que nos pertenecía. El fin de las eras en la vida de las personas es inevitable y los roles y símbolos de poder van cambiando con el tiempo, como seres humanos, sobre todo en el final de nuestro camino, tendemos a aferrarnos al pasado, a nuestros logros como un náufrago que se aferra a un madero ¿y qué pasa cuando debemos abandonar ese madero?

Con una pluma experimentada y de buena factura, Simonetti nos trasporta a su mundo interior a través de los ojos de su madre y los conflictos con sus hermanos, un ejercicio profundo que tal vez a mi gusto debió abarcar más páginas. Había mucho más que decir y el lector queda con un sabor de que algo faltó. El retrato humano de la madre está correctamente esbozado, pero habría sido bueno conocer mucho más de su historia pasada, de su relación con su marido, padre de Pablo Simonetti, con sus hijos, algunos flashback habrían estado bien, tal vez algunas vacaciones familiares, o recuerdos por el estilo para poder encariñarnos y apegarnos mucho más con esta anciana que muestra su fortaleza y su debilidad en los últimas días de su vida.

De todas formas, Jardín es un libro entretenido, profundo, conmovedor, de rápida lectura, que no dejará indiferentes a los que gustan de la pluma del famoso Pablo Simonetti.

Erika Moreno I.

Comentarios