Una Deliciosa y emotiva historia de una nerd destinada a la grandeza

Sinopsis: Cath y Wren son hermanas gemelas y son fanáticas de la serie Simon Snow desde que su madre se fue. Pasan el tiempo en los foros escribiendo sobre la serie, así como caracterizándose de los personajes.
Un buen día, Wren decide dejar atrás la serie y empezar una nueva vida en la universidad, ir a fiestas, divertirse y no ser la compañera de cuarto de su hermana. Cath, por su parte, se siente sola, aislada, con amigos literarios, pero sin amigos en realidad, lo cual quiere cambiar. Pero cambiar implica dejar de hacer fanfiction, dejar atrás Simon Snow, vivir sin la presencia de su hermana, buscar su identidad y empezar a ser
ella misma. ¿Será posible para Cath?, ¿cómo podrá enfrentar su nueva realidad sin sus compañeros de siempre?

Reseña: Cath es una chica de 18 años que comienza su primer año de universidad. Siempre ha sido muy apegada a su hermana gemela y le afecta de sobremanera que ésta no haya querido compartir el cuarto con ella dando la excusa de querer conocer gente nueva.

A Cath, por el contrario, le cuesta mucho socializar, a tal punto de que los primeros días de universidad no va al comer al casino porque no sabe donde queda y no se atreve a preguntar. Hasta  aquí suena a un libro con una protagonista muy perdedora y deprimente, créanme que sufrí leyendo las primeras páginas. Está bien ser tímida pero, me daban ganas de entrar al libro y golpearla.Fangirl-Rainbow-Rowell-Cover-677x1024

No se asusten, no todo es terrible, existen varios personajes que rodean a nuestra pequeña Cath y que le dan el toque especial al libro. Conocemos a su compañera de cuarto, Reagan, una chica segura de sí misma y que no teme decir lo que piensa. También está el carismático Levi, que con su sonrisa alegra el día de todos. Por último, pero no menos importante, está Wren, la hermana gemela de Cath, esta chica es la que más me sorprendió y me hizo reflexionar.

El libro se llama fangirl porque Cath es una fan empedernida de una saga literaria cuyo personaje principal es Simon Snow. Ella está obsesionada a tal punto de que escribe fan fiction y es reconocida entre los demás fanáticos. Para mí nada de esto es extraño, pertenezco a la llamada generación Harry Potter, alguna vez leí y escribí historias sobre los personajes, tengo poleras y miles de cosas de la saga, así que, no me fue difícil simpatizar con Cath y no juzgarla.

Detrás de esa portada colorida, Rainbow Rowell nos presenta una problemática profunda. La madre de Cath y Wren las abandona cuando ellas eran pequeñas, el padre nunca logra recuperarse de dicha pérdida y cada una de las gemelas crece tratando de ocultar la pena de forma distinta.

A medida que la historia avanza, los personajes van evolucionando, ya sea de buena o de mala manera. Poco a poco fui siendo cautivada a tal punto de sentirme completamente identificada con la protagonista. Su miedo a estar con chicos, su emoción por el lanzamiento del último libro de la saga y su amor incondicional a su familia, todo eso logró tocar mi corazón y hacer que no pudiera parar de leer.

Es una novela divertida, emocionante y que nos enseña que no es tan malo ser friki. Siempre habrá alguien que nos querrá tal cual somos.

Rainbow Rowell nos tiene acostumbrados a los finales abiertos, todo el que haya leído Eleanor y Park lo sabe. Pero, a mi parecer, este final estuvo bien, es bonito y cuenta lo necesario.

Para mí a ha sido una grata sorpresa este libro y se los recomiendo. Confíen en mí y léanlo, especialmente si son o fueron fanáticos de alguna saga literaria como Harry Potter, Crepúsculo, Cazadores de Sombras, etc.

Le puse 4 estrellas en Goodreads porque el principio fue lento pero, poco a poco logró robarme el corazón.

Comentarios