Yo era un aburrido sin remedio y ella era fascinante hasta el infinito

SinopsisVoy en busca de un gran quizá!. Miles se siente fascinado por estas ultimas palabras del escritor Francois Rebelais. Aburrido de su monótona existencia, inicia su propia búsqueda y se muda a Alabama para terminar la preparatoria en el internado Culver Creek. Ahí, su recién descubierta libertad y sus nuevos amigos, Chip, Takumi y Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Tiene experiencias nuevas y cada vez esta mas interesado en la enigmática e impredecible Alaska. Sin embargo, una inesperada enseñanza le mostrara la cara negra del Gran Quizá, mientras reverberan en el otras ultimas palabras que lo llenan de incertidumbre, las de Simón Bolivar, “¿Como voy a salir de este laberinto?”.

Reseña: Buscando a Alaska cuenta la historia de Miles, el cual es un chico demasiado normal, sin amigos y antisocial pero con la gran cualidad de memorizar últimas palabras de las personas, ha vivido toda su vida en Florida junto con sus padres. Por todas las anteriores razones, Miles, decide cambiarse de escuela e irse al mismo internado donde estudió su padre porque para él era una nueva oportunidad en la vida, como lo dice él, es la oportunidad de encontrar el “Gran quizá” en ese lugar, darle sentido a su vida y por sobretodo encontrar amigos.

Cuando Miles llega al Culver Creek conoce a Chip, su compañero de habitación; Chip llevaba más tiempo en el internado que Miles por lo que ya conocía el ambiente que se vivía ahí dentro, Miles se comenzó a juntar portada re-buscado alaskacon Chip sin saber que eso no era simplemente pasajero, el mismo día en que llego a la escuela conoce a Alaska porque le van a comprar cigarrillos, una chica hermosa con una personalidad particular que deja totalmente anonadado a Miles. Luego de eso conoce a Takumi, uno más del grupo. Aquí es cuando comienza a “vivir”, aprendiendo muchas cosas con sus nuevos amigos ya sean buenas o malas, definitivamente él estaba muy bien ahí, mucho mejor que en Florida sin nadie más que sus padres.

Buscando a Alaska es el primer libro escrito por John Green pero eso no fue ningún impedimento para que fuera una buenísima novela. La verdad es que al principio me costó mucho leer fluidamente el libro porque no le encontraba nada especial, no me gustaba que fuera una historia tan normal del típico joven que conoce “malas influencias” y se aloca en el colegio pero éste libro fue mucho más allá de mis expectativas, mi mente solo quería descifrar por qué el título del libro, a cada momento se me ocurría algo diferente pero en el momento en que nos dicen claramente quede ¡Wow! Totalmente impresionada por lo que no podía parar de leer.

Pasan tantas cosas diferentes durante el trayecto de la historia, cada personaje es capaz de enseñarte algo diferente sobre la vida, sobre las pasiones y sobre las cosas importantes para cada uno. Uno de mis temas favoritos fue ese amor imposible que es tan terrible y tan difícil de enfrentar. Recién al final del libro me di cuenta lo bueno que era el libro y lo mucho que me había gustado pero aún así me dejó pensando muchas cosas.

Al final del libro John nos cuenta que él es el aficionado a las últimas palabras de los famosos desde que era pequeño y me causo tanta sorpresa, nunca imaginé que tuviera una característica tan peculiar; ese John es un loquillo.

Les recomiendo que si lo leen y les pasa lo mismo que a mí, de desanimarse porque no encuentran nada bueno, denle una oportunidad de leerlo completo, no lo abandonen porque se perderán una muy buena historia.

Le di 4 estrellas en Goodreads.

Comentarios